Now Playing:

News

Una Realidad De Los Niños Cuyos Padres Enfrentan Deportación


Versión en inglés (English version): Stay Or Go: What Happens To American Children When Parents Are Deported

Aún antes de que Donald Trump asumiera el cargo, el gobierno federal ya castigaba la inmigración ilegal.

Puede que el sistema de deportación esté hecho para sacar del país a personas que cruzaron la frontera ilegalmente, pero frecuentemente significa la desintegración de familias y que algunos niños se queden en los Estados Unidos sin sus padres.

¡Y grita mi papi! Y mira que no es y se pone muy triste.

Cada tarde Araceli observa a su hijo, mirando a través de una ventana. Brandon tiene 4 años de edad y espera que su papá regrese a casa del trabajo.

“Yo sé que lo extraña porque él me dice, mami quiero hablarle a mi papá por cámara, yo le digo, no es que la cámara de tu papá no sirve, cuando salga de trabajar nos va a llamar, pero por teléfono porque la cámara de su teléfono no sirve”.

Araceli sits with her 1-year-old son, Oliver. Oliver's father — Araceli's partner — is awaiting a hearing that will likely order him to be deported to Mexico.

Araceli sits with her 1-year-old son, Oliver. Oliver’s father — Araceli’s partner — is awaiting a hearing that will likely order him to be deported to Mexico.

Joe Riedl/Willamette Week

El papá de Brandon Juan-Carlos Andrade-López se declaró culpable hace un mes atrás por manejar en estado de ebriedad. Era su segundo arresto por conducir bajo los efectos del alcohol en un año.

Después de que pasó la noche en la cárcel del condado Clackamas, fue arrestado por agentes de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, ellos lo llevaron al centro de detención de inmigración en Tacoma, Washington.

About This Project / Sobre Este Proyecto

This story is a collaboration between OPB’s Roxy De La Torre and Willamette Week’s Rachel Monahan. Read more at wweek.com.

Esta historia es una colaboración entre Roxy De La Torre de OPB y Rachel Monahan de Willamette Week. Lea más en wweek.com.


Brandon y su hermano menor son ciudadanos de los Estados Unidos. Sus padres no lo son.

De acuerdo con la abogada de inmigración Anna Ciesielski Su estatus de ciudadanos estadounidenses, no ayuda a que su padre, tenga posibilidades de permanecer en los Estados Unidos.

“La cosa es que los niños que tienen menos de 21 años no tienen un proceso para pedir a sus padres, ellos no pueden controlar si sus padres pueden calificar a algún remedio de estar aquí en los Estados Unidos con permiso. Cuando ellos cumplen los 21 años ellos pueden pedir a los padres, pero eso no significa que los padres pueden recibir el beneficio del permiso de estar aquí”.

Más de 3 millones y medio de inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses, según el Centro de Investigación Pew.

Y han vivido con el riesgo de que sus familias sean separadas mucho antes de que el presidente Trump asumiera el cargo. Pero el enfoque que tiene el actual mandatario sobre inmigración ha aumentado el temor que muchas familias sienten. Gran parte de eso recae sobre niños estadounidenses.

Ser forzado a elegir entre no ver más, a uno o ambos padres — o mudarse a un país donde el niño no habla el idioma puede catalogarse como sufrimiento extremo. Pero la ley no lo define así.

El arresto de Andrade Lopez ha significado grandes cambios para su familia.

Brandon su mamá y hermanito menor han tenido que dejar su departamento en Silverton. Ahora viven en una habitación pequeña en una casa de campo que comparten con varios familiares.

Araceli era ama de casa. Ahora trabaja en el campo de 11 a 12 horas al día y durante el verano se requerirá que ella trabaje siete días a la semana.

“Llego a la casa a eso de las 7 por ahí y veo a mis niños, los baño, les doy de comer, limpio mi cuarto, estoy un ratito con ellos y nos vamos a dormir, para el otro día volver a hacer lo mismo”  

Andrade-López llama todas las noches del centro de detención, Araceli dice que las decisiones de su esposo han destrozado su familia. Brandon está mojando la cama y utiliza pañales de nuevo

“Él era un niño que a pesar de que era tranquilo se la pasaba jugando y ahora que su papá no está, yo miro que le hace mucha mucha falta, porque él estaba más acostumbrado con su papá que conmigo”

Para muchos legisladores, las decisiones de Andrade-López — primero el entrar a los Estados Unidos ilegalmente, luego conducir ebrio — son buenas razones para echarlo del país

 Aun así, él y su familia nunca esperaron este desenlace y no hicieron nada para prepararse.

Pero muchos inmigrantes si se están preparando. Hasta ahora, en lo que va del año, el Consulado de México en Portland ha emitido más de 800 actas de nacimiento mexicanas — más del doble del total del año pasado. Muchas de esas solicitudes son padres de niños nacidos en los Estados Unidos que quieren asegurarse de que sus hijos tengan doble ciudadanía.

En el caso de Brandon, la decisión que tendría que tomar su madre podría parecer obvia, podrían reunirse con su padre en México. Pero ella dice que no es así de simple.

“Mi hijo aquí puede ir a la escuela, puede tener alguien que lo cuide si nosotros trabajamos, él puede tener sus cositas, su ropita, no lujos tan grandes pero sus juguetitos, puede ir a un centro de diversiones. En México yo nunca tuve eso”.

Ella se imagina a Brandon, convirtiéndose en un oficial de policía ó un abogado. Ahora Araceli no sabe, cómo le puede dar a su hijo esa clase de vida.

More News

More OPB