Versión en inglés (English version): Expert Questions Sessions’ Comments On Oregon Drug Case

El último acusado en una operación tremenda de tráfico de heroína fue sentenciado en Portland esta semana, y atrajo la atención del Fiscal General de los Estados Unidos, Jeff Sessions.

El miércoles, la fiscalía de Estados Unidos en Oregón anunció que Misraim Israel Briones Pasos, de 36 años, fue sentenciado en Oregón a más de 12 años de prisión por su participación en el tráfico de cientos de libras de heroína negra proveniente de Nayarit, México a Portland.

En esta banda de narcotraficantes estaban involucradas 22 personas quienes operaban en cuatro estados y México, un punto de particular interés para Sessions, quien de manera reiterativa hizo hincapié a un discurso común hecho por el presidente Donald Trump y otros en su administración: que las drogas están llegando a Estados Unidos en masa desde la frontera sur, enunciado que expertos han refutado.

“Los traficantes de Nayarit, como estos acusados, se han hecho notorios en todo Estados Unidos por su efectividad en la distribución de heroína barata y poderosa”, dijo Sessions en un comunicado de prensa. “Nunca sabremos el alcance total de las consecuencias de sus acciones. Las sentencias dictadas en este caso, aunque no se pueden comparar con el daño infligido a nuestra nación por los acusados, ayudarán a mantener a la gente de este país a salvo “.

Los comentarios de Sessions forman parte de un patrón bajo la administración Trump, que refiere públicamente casos criminales individuales que involucran a inmigrantes. Los expertos dicen que el objetivo es ayudar a legitimar la agenda de inmigración del presidente Donald Trump, la cual se centra en la seguridad a lo largo de la frontera con México.

En los Estados Unidos, el 86% de la heroína incautada el 2016, fue efectuada por agentes de aduanas en los puertos de entrada al país, en lugar de agentes en las fronteras con Estados Unidos, dijo Alex Nowrasteh, un analista de inmigración y política del Instituto Cato cuya doctrina se inclina al libertarismo.

“Ha habido un impulso en los últimos cuatro o cinco meses para tratar de vincular la heroína en los Estados Unidos y sus problemas asociados, con la inmigración y con la frontera, como una forma de galvanizar más apoyo para el muro fronterizo y para contratar más agentes para patrulla fronteriza”, dijo Nowrasteh. “Veo esto como otro medio por el cual están presionando para lograr el objetivo de básicamente un muro fronterizo”.

Nowrasteh dijo que es raro ver a alguien en la posición de Sessions responder a casos específicos como este.

“No recuerdo la última vez que leí que un fiscal general comente sobre un operativo de drogas a nivel local o estatal como este”, dijo.

Portland ha estado en el radar de Sessions antes, incluso después del caso de Sergio Martínez. Martínez había estado en el país ilegalmente después de haber sido deportado más de 20 veces antes de que presuntamente atacara a dos mujeres de Portland antes de ser arrestado nuevamente. Sessions también ha criticado a jurisdicciones como el Condado de Multnomah por sus políticas santuario.

Las jurisdicciones Santuario han repelido, afirmando que tales políticas realmente hacen que sus comunidades sean más seguras.

“Veo esto como una politización de un tema por parte del Fiscal General Sessions para cambiar la conversación sobre el problema de las drogas a la seguridad fronteriza, que tiene muy poco que ver con las drogas en la forma en la que él lo está presentando”, dijo Nowrasteh.